Cargando...

18 abril 2009

Barook Cap 28 - Cicatrices del Futuro



First, a Joke

What do you get when you cross a Bongee cord and an Owl?
...
...
...
...
...
My Ass, nhahahahaha

ENOUGH!

Bueno, eso es una cita de una película que me gusta mucho, a ver quien adivina heh, en fin, cap de la semana y la wea, see you next time.
Photobucket


-Cariño ¿estás ahí?- Resuena la voz en la nada.

-Cariño, ¿me escuchas? ¿puedes verme, puedes oírme?

-Cariño, ven a mí- Suena por última vez, cada vez mas lejos y distante. Finalmente un hombre se pone de pie y al ver la nada se queda inmóvil...

Azaref comienza a buscar esa voz, la voz de su amada Abisai, la mujer de sus sueños, la que le dio el hijo perfecto, la mujer que significaba su mundo. ¡¡Abi!!, ¿dónde estás? ¿Puedes oírme?- grita desconsolado, su voz retumba entre tanta oscuridad, pero no logra nada.

¡Abi, Abi!- sigue gritando más y más, cada vez más fuerte, y cada vez más desesperado, no tarda mucho en caer al suelo y comenzar a llorar por su amada. Hasta que una mano dulce y suave toca su espalda.

Azaref vuelve a ver a toda prisa, y puede ver a su amada, con su traje blanco y rojo, el mismo que uso el día que la conoció, él con su armadura de general, su larga cabellera negra, sus ojos negros y su frente humana...Todo rastro de su apariencia demoníaca había desaparecido, solo eran él y su esposa, juntos en la nada, como si fuera la primera vez.

Ella se acerca a su costado, y busca sus labios mientras comienza a besarlo. Él la abraza con toda la fuerza que sus brazos contienen, no dejándola escapar, su tesoro más grande, su humanidad convertida en persona. Azaref atesorará el momento eternamente.

Al terminar el beso, su mujer lo aparta y se retira, y lentamente se desvanece en la nada, conforme ella se aleja, Azaref siente un gran dolor en su frente, y sus cuernos comienzan a destrozarla nuevamente. El momento que ella se ha alejado completamente, el rostro de el se encuentra completamente desangrado, completamente rojo... lo único rojo en esta completa nada.

Sus negros ojos se tornan rojos, sus dientes comienzan a convertirse en colmillos, y su llanto herido se convierte en un grito infernal capaz de despertar a todas las criaturas del hades, la humanidad dejo el cuarto, y solo una bestia sedienta de sangre queda en la habitación, y Azaref despierta...

Azaref mueve un poco la cabeza, y limpia la pequeña lágrima que escapó de su sueño. Al ver al frente puede notar que Ashra estaba durmiendo a su lado, así que se levanta sin moverla para que siga durmiendo.

Con sumo silencio camina afuera de la cueva y puede ver que aún es de día, aunque más asustado que el sueno es el hecho que haya soñado... No recuerda como fue ni en que momento sus ojos no se abrieron más, ni por que se encontraba cansado, pero aún así está alegre, si puede dormir significa que aun no es el monstruo que creía... Aunque el recuerdo de su esposa lo entristece, por suerte pronto llegara a la ciudad y sabrá la verdad.


Ashra despierta de su sueño, aún pensando en lo que le contó al chico antes de caer dormida, se sentía algo mal por haberle mentido y aprovechado de él, pero nunca en su vida había tenido que recurrir a disculparse con alguien, la soledad tenía sus partes malas.

Se levantó y comenzó a buscarlo, para encontrarlo sentado en la entrada de la cueva, con una rama de un árbol en su mano, y un poco de soga creada con algunas raíces de los alrededores.

-Me extrañó verte dormir chico, pensé que ese sería tu último sueño- le dijo con su acento de superioridad habitual, aunque no fuese como se sentia en esta ocacion.
-Si, es algo raro para mí también, creo que ni yo mismo me conozco algunas veces- le dijo mientras seguía en lo suyo con la cuerda.

-Mira, yo no soy como ustedes los humanos que hablan ciertas cosas con facilidad, honestamente hablar no es algo sencillo para mi pero- en ese momento Azaref la interrumpe -tranquila, no me debes ninguna disculpa, tu vida es, bueno, única así que no podría decirte que te entiendo, pero no te cuestiono, todos tenemos nuestros secretos, ¿no?

-Sin duda alguna- es lo único que ella le dice, aunque luego de observarlo detenidamente por un rato, le pregunta. ¿Qué haces?- Azaref sin perder la más mínima concentración solo dice...

-Una caña de pescar.


Por:ArgenPhotobucket

3 Opiniones:

Amebo dijo...

:P Kung Pow!!!! jajaja q buena...

Argen dijo...

rajado que si xD, se merece su propia entrada :P

Amebo dijo...

:P Kung Pow!!!! jajaja q buena...

Publicar un comentario en la entrada

 
Blogger templates created by Templates Block | Wordpress theme by Stock Charts | Modificado Por Argen