Cargando...

02 mayo 2009

Barook Cap 29 - El Gran Muro



Hello, tengo que compensar el Capitulo de la semana Pasada que no Agregue, voy a ver si logro escribir dos esta semana, tengo planes para la historia hohoho.

Aparte, como ya saben mañana es el Kawaii al que no voy a asistir por culpa de la Paranoia Costarricense, en serio, esa enfermedad si que es peligrosa, quien dijo chanchos zombies Mutantes, nah, La paranoia Costarricense le gana a todas!!!

Pos si, con los que iba a ir ya no van por miedo a que x mae los infecte, oh well, no voy a hablar de este tema, para mi todo es una exageracion pero no es el fin de esta entrada.

Aparte de eso... Hmm Pues creo que nada, espero que esta tontera pase pronto, me esta aburriendo, en fin, al Capitulo, pam pararaaaaá
Photobucket



-Ha estado bastante calmado estos últimos días, ¿no crees?- le dice un soldado a su compañero de guardia, -Sí, mi padre me contó que al principio de todo esto la guerra fue brutal, pero hoy en día el reino del sur está casi destruido, y las pocas bases que quedan están muy débiles, no creo que esto llegue a durar mucho más...

Mientras ambos siguen con su guardia, el primer soldado interrumpe de nuevo, -Sabes, he oído que en el laboratorio del este hacen experimentos con muertos, ¡Y que están creando una raza de superzombies!- su compañero solo suelta una carcajada y lo golpea en la espalda, mientras siguen recorriendo la muralla con paso lento y mirada atenta. Ambos se encuentran en la principal base del reino del norte, una gran y fuerte pared de piedra es la principal forma de defensa que tiene el reino.

Azaref por su parte no podía dejar de pensar en los giros que da la vida, cómo en una ocasión salió por esas puertas con sus condecoraciones, su brillante armadura y un ejercito detrás de el, y el día de hoy busca como pasar sin ser encontrado, por suerte estuvo ahí lo suficiente como para conocer la estructura.

Mientras él continua observando la gran muralla, Ashra materializa la mitad de su cuerpo superior y se apoya en su espalda, acercando su brazo izquierdo a su rostro y el derecho sujetando su pecho. Mientras acerca su rostro al de él le dice - Dime niño, en que momento te convertiste en un ladrón, espero que no creas que vas a entrar ahí y robar lo que quieras así de fácil, los cuernos no son tan intimidantes como crees heheh..- Azaref mantiene su mirada calculadora mientras comienza a ponerse de pie, por su parte Ashra lo suelta y termina de materializarse.
-Cerca de donde nos encontramos hay un río, este lleva a la salida de emergencia que cuenta la base, generalmente un soldado la vigila, pero al estar bien escondida, y considerando el estado actual de la guerra dudo que la tengan bien vigilada, podremos entrar por ahí, y una vez adentro buscaremos algo de cuerda y bajaremos por la parte alta del muro- le dice con completa seriedad, Ashra al principio pone una expresión de asombro, pero pronto regresa a su habitual sonrisa y tan solo mueve su cabeza en señal de aprobación, regresa a la daga en su espalda mientras Azaref se coloca su capucha de nuevo, y se prepara a correr en busca de esa entrada.


Metros luego, cuando se encuentra en la mira de la torre de vigilancia, Azaref comienza a camuflarse detrás de algunas rocas, aunque la falta de objetos grandes significa un gran problema, debieron cortar los árboles de la zona para que nadie pueda esconderse. Por suerte es una noche oscura y su capa no refleja la luz, eso lo hace pasar desapercibido si no se mueve mucho.

La hazaña tomó más de lo imaginado, en gran parte debido a que los vigilantes se quedaron conversando justo en ese lugar, pero es algo que en parte era esperable, ál ha estado ahí y conoce como son los soldados hoy en día...
Finalmente estaba en el gran muro, era solo de seguirlo hasta llegar al río y entrar por el túnel, la mitad de la misión se ha completado, solo falta la otra mitad. Con facilidad entra y noquea al guarda que cuidaba la entrada a la base, y comienza a caminar por esos pasillos conocidos con bastante sigilo y silencio. Conforme se acerca a una puerta el ruido de hombres conversando se incrementa, y apenas se aleja el sonido se queda atrás, como su pasado. Entre pasillos puede escuchar soldados hablando de las villas destrozadas al sur, de eventos extraños que les dieron ventaja en ciertas peleas, Azaref esta sorprendido de escuchar como los mismos luchadores no saben por que ganaron, la guerra se ha vuelto tan confusa que parece una mala broma, pero él debe de concentrarse en lo suyo, y dirigirse al cuarto de provisiones, nada más lo debe distraer.

El pasillo llega a su final, el cuarto de suministros está ahí, y un soldado algo delgado es el vigilante, el problema es llegar hasta él sin que éste grite avisando a los demás. Azaref se dispone a correr y tomarlo por sorpresa, cuando Ashra lo interrumpe.
-Déjame éste a mí, así será más fácil- le dice sin regresar a su forma física. La nube de polvo se esparce por el pasillo hasta llegar a el joven soldado y dejarlo inconsciente con facilidad. Azaref camina con tranquilidad, mientras Ashra lo espera con la llave en su mano.

-Gracias- dice él, ella solo le sonríe, y ambos entran al cuarto, toman la cuerda, Ashra regresa a su daga, y comienzan a buscar la salida...


Por:ArgenPhotobucket

0 Opiniones:

Publicar un comentario en la entrada

 
Blogger templates created by Templates Block | Wordpress theme by Stock Charts | Modificado Por Argen